30 de octubre de 2009

27 de octubre de 2009

Cacho de Buenos Aires

Humedad...
Llovizna y frío...
Mi aliento empaña
el vidrio azul del viejo bar.
No me pregunten si hace mucho que la espero:
un café que ya está frío y hace varios ceniceros.
Aunque sé que nunca llega
siempre que llueve voy corriendo hasta el café,
y sólo cuento con la compañía de un gato
que al cordón de mi zapato lo destroza con placer.
Café La Humedad, billar y reunión...
Sábado con trampas... ¡Qué linda función!
Yo solamente necesito agradecerte
la enseñanza de tus noches
que me alejan de la muerte.
Café La Humedad, billar y reunión...
Sabado con trampas. ¡Qué linda función!
Eternamente te agradezco las poesías
que la escuela de tus noches
le enseñaron a mis días.
Soledad.... soledad de soltería... Son treinta
abriles ya cansados de soñar.
Por eso vuelvo hasta la esquina del boliche
a buscar la barra eterna de Gaona y Boyacá.
¡Ya son pocos los amigos que me quedan!
Vamos, muchachos, esta noche a recordar
una por una las hazañas de otros tiempos
y el recuerdo del boliche que llamamos La Humedad.

Café La Humedad:



Septiembre del 88:

26 de octubre de 2009

Aerolineas Argentinas

Por Alejandro Spagnoli

El principio de la transformación


Durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional, fue que se comenzó a desmantelar el Estado intervencionista y benefactor, constituido desde 1930. Se culpaba a este modelo de ser el causante del desorden social y se afirmaba, a su vez, que el mercado era más conveniente ya que premiaba la eficiencia.

De este modo, se tomaron medidas con el objetivo de “achicar el Estado”. Entre ellas, se destacaron la apertura económica y la eliminación de los mecanismos de protección a la producción local. En consecuencia, la industria nacional no podía competir con productos importados de menor precio.

A partir de 1980, los problemas financieros se agudizaron. Fue desde ese momento donde comenzaría la decadencia del gobierno militar que debió endeudarse para cubrir sus gastos. Además, se produjo un altísimo aumento de la inflación.

Con la derrota de Argentina en la guerra de Malvinas comenzó el fin del régimen militar y se materializaron los conflictos que hasta ese momento se ocultaban. Se fijó la fecha de elecciones, para fines de 1983, en donde resultó vencedor el radical Raúl Alfonsín. El peronismo había sido derrotado por primera vez en una elección nacional.

El comienzo del periodo democrático en la Argentina no fue fácil. Desde su comienzo estuvo marcado por una inestabilidad inquietante, que se agudizaría luego de las elecciones de septiembre de 1987, donde salió victorioso el peronismo renovador. Era el calentamiento para el golpe final. El gobierno de Alfonsín perdía poder y legitimidad.

Mientras tanto, se incubaba la promesa de las promesas. Un “caudillo” riojano -aunque no precisamente “El Tigre de los Llanos”- ganó la elección interna y en julio de 1988, entró al grupo de los presidenciables. Con una gran habilidad, supo formar estrategias y alianzas sólidas pero además, con sus discursos logró darle esperanza a la sociedad. A este hombre de La Rioja, lo llamaban Carlos Menem.

El radicalismo, que ya no podía disimular los manotazos de ahogado, lanzó en agosto de 1988 un nuevo plan económico, llamado “Primavera”. El objetivo de éste, era llegar a las elecciones con una inflación que pudiera controlarse. El intento fue en vano, pues los distintos actores se rehusaron a mantener el congelamiento de los precios y se resistieron a los cortes en los gastos fiscales. La inestabilidad siguió creciendo con una gran crisis en el suministro de electricidad y por si esto fuera poco, también se produjo la toma del cuartel de La Tablada.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario anunciaron que no seguirían respaldando al gobierno argentino, que se vio obligado a anunciar la devaluación del peso. El caos se desató. Los ahorros de las personas que no supieron retirarse a tiempo se escurrieron como agua entre las manos y la economía se descontroló. Los precios comenzaron a ascender increíblemente. El monstruo de la hiperinflación había despertado y arrasó con todo a su paso.

En ese contexto se llevaron a cabo las elecciones del 14 de Mayo de 1989, donde Carlos Menem obtuvo un rotundo triunfo y quedó consagrado para el puesto de presidente que debía asumir el 10 de diciembre de ese año. Sin embargo, la situación siguió empeorando y comenzaron los saqueos a supermercados. Alfonsín no tuvo más remedio que renunciar para anticipar el traspaso del gobierno que se realizó, finalmente, el 9 de julio. Empezaba el principio del cambio.

La era Menem y la privatización de Aerolíneas Argentinas


En la vorágine de la crisis desatada, Menem tuvo un acierto indubitable: supo usar el descontento social de manera que la transformación del Estado tuviera un tinte agradable para ciertos sectores. La Ley de Convertibilidad, aprobada en 1991, fue un arma de doble filo: benefició a un sector por el freno a la inflación, pero destruyó a la industria nacional. Había que reducir el gasto del Estado y para eso era necesario achicarlo y abrir la economía a la competencia internacional. Con este objetivo en la mira, se aprobaron dos leyes en el Congreso: la Ley de Emergencia Económica que suspendía subsidios, privilegios y autorizaba el despido de empleados estatales y la Ley de Reforma del Estado que exponía la necesidad de privatizar una larga lista de empresas pero delegando, a su vez, en el presidente la manera de realizarlas. Luego, el gobierno se aseguró la mayoría de miembros en la Corte Suprema y diluyó las posibilidades de fallos que le jugaran en contra de sus planes.

No había tiempo que perder. Se comenzó rápidamente con grandes privatizaciones, entre ellas, la de Aerolíneas Argentinas.

Aerolíneas Argentinas fue fundada en 1950 como resultado de la fusión de cuatro empresas. Antes de su privatización, tenía 37 aviones que fueron hipotecados luego por Iberia para poder comprarla en 1990. Fue una jugada peligrosa, debido a que venderla a una compañía que era propiedad de otro Estado (España) significaba un fuerte debilitamiento del poder de controlar el desarrollo de la privatización que era capaz de ejercer el gobierno nacional. El objetivo de las privatizaciones (en teoría) era que los españoles invirtieran para mejorar la empresa aérea, cosa que estuvo lejos de suceder.

Una vez privatizada, se tomaron nuevas medidas. En el campo económico, se suprimió la protección al transporte aéreo de cabotaje, medida que liberó la actividad a las fuerzas del mercado. Poco a poco, la empresa comenzó a reducir costos y a especializarse en mercados turísticos; medidas que claramente favorecieron al capitalismo, es decir, a las ganancias.

También, se abandonaron los tramos cortos intraeuropeos con el argumento de los grandes costos producidos en tramos de una y dos horas junto con la reducción de las tarifas.

El primer balance realizado en 1992 mostró un fuerte endeudamiento de Aerolíneas Argentinas haciendo la explotación totalmente deficitaria. Es por esto, que el Estado se comprometió a asumir un aumento del capital para que la empresa escapara de la quiebra, adquiriendo el 43% de las acciones.

Luego, en 1994 la situación volvió a empeorar y se requirió una nueva ampliación de 500 millones de pesos. Iberia se quedó con el 85% de las acciones, el Estado con el 5% y la acción de oro (derecho para decisiones trascendentales) y el personal de la empresa con el 10%. Tras este proceso, Iberia vendió edificios, sucursales nacionales, extranjeras y simuladores de vuelo, además de 28 aviones de la propiedad de Aerolíneas Argentinas.

En 1996, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que se encargaba de sanear y luego vender empresas nacionales españolas, asumió la participación de Iberia en la aerolínea.

En octubre de 1998 se cerró la venta del 10% de Aerolíneas a American Airlines, que se hizo cargo de la gestión de la empresa hasta enero de 2000.

Ya con Fernando de la Rúa como Presidente de la República Argentina, se produjo la segunda privatización en agosto del 2000, cuando la empresa estaba de nuevo en bancarrota. El 91,9% del capital estaba en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales Española. En junio del 2001, Aerolíneas anunció la suspensión de pagos, ascendiendo la deuda a 1.000 millones de pesos, y unas pérdidas corrientes superiores a 350 millones de pesos.

Como consecuencia del vaciamiento, desmantelamiento y la deuda generada, la empresa entró en colapso. Se suspendieron los vuelos a siete destinos internacionales y la aerolínea entró en convocatoria de acreedores y finalmente, Air Comet-Marsans compró la empresa. Se trató de otro intento fallido, puesto que la “mala” administración continuó. Tanto que el actual presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, acusó al grupo Marsans de haber “robado” bienes de la empresa durante su gestión.

En resumen, la historia de Aerolíneas Argentinas S.A es una historia de fracasos y errores. La empresa terminó vaciada y muchísimo peor que cuando era del Estado. Las razones son variadas, pero se pueden destacar algunas como el incumplimiento de las metas de inversión, el endeudamiento, la “ineficiencia” de los administradores societarios y quizás, la más importante, la ausencia de control del Estado nacional.

La reforma de la reforma


La idea de que AA volviera a manos del Estado apareció como un As escondido en la manga y se produjo un fuerte debate entre el Gobierno de Cristina Kirchner y la oposición. El oficialismo argumentaba que la reestatización garantizaría el servicio y la oposición remarcaba que reestatizar era asumir la deuda generada como propia. Superada la etapa de la discusión, el día 17 de diciembre de 2008, la Cámara de Senadores, convirtió en Ley la expropiación de Aerolíneas Argentinas, Austral Líneas Aéreas y las demás empresas del grupo, declarándolas como de "utilidad pública". Las empresas volvieron al Estado.

El grupo Marsans fue obligado a retirarse de la compañía ya que adeudaba varios millones de dólares, pero siguen siendo titulares aunque no pueden ejercer ningún derecho. Circulan versiones de que en el futuro, el Estado nacional pretende renovar la flota, cambiar logos, pintura de aviones y retomar destinos que fueron abandonados.

No obstante, el déficit de la empresa sigue siendo alarmante. Durante el pasado mes de junio, trepó a los 240 millones de pesos a causa de la gripe A. Agregando a esto las demoras y cancelaciones de vuelos, el panorama no es muy diferente de cuando la empresa era privada, pero ahora con un agravante: la deuda la tiene el Estado (es decir, todos los Argentinos). Empero, la esperanza sigue vigente. Es probable que ahora que la empresa está en manos de quien debía estar, la situación comience a regularizarse lentamente.

Espectros de Menem

La función del Estado es satisfacer las necesidades de su comunidad. A medida que la población se desarrolla, también se incrementa la cantidad de servicios que demanda. Es así como surgen las necesidades públicas absolutas que sólo pueden ser satisfechas por el Estado (justicia, seguridad y defensa) y las necesidades públicas relativas que pueden ser satisfechas por el Estado y/o el sector privado (transporte, comunicaciones).

La empresa Aerolíneas Argentinas, en efecto, brinda un servicio que puede estar en manos del sector privado. Sin embargo, es de vital importancia la presencia de un Estado fuerte y regulador. Si esto no sucede (por debilidad, corrupción, o lo que fuere), seguramente sucederá que las decisiones que se tomen serán para favorecer el bolsillo de los capitalistas a cargo y no a los ciudadanos, que tienen el derecho y la necesidad de viajar.

Si el objetivo de un empresario es ganar dinero, es evidente que suprimirá todos aquellos factores de la compañía que produzcan pérdida. Por eso, no sería extraño encontrar una aerolínea en la que haya pocos aviones, poca frecuencia horaria entre vuelo y vuelo y destinos que son abandonados por ser poco redituables. Esa es la triste historia de la privatizada Aerolíneas Argentinas.

Es necesario destacar, que el debate no gira en torno a si la empresa debía estar a cargo del Estado o no. Lo realmente importante es el control que el Estado debe ejercer para garantizar los derechos básicos de sus ciudadanos. La versión de que el aparato estatal es un mal administrador es una mentira, puesto que fue creado con el objetivo de administrar y de solucionar los problemas de los hombres. Por eso, de ahora en más, no olvidemos que es necesario vigilar y castigar... porque a veces la eficiencia no es suficiente.

24 de octubre de 2009

Intelectuales Pelotudos

Por Alejandro Spagnoli



Durante mucho tiempo sostuve que existían este tipo de personas, pero recién hoy se me ocurrió plasmarlo en un texto. Hoy me ocupan los “Intelectuales Pelotudos”.


“Si alguien es intelectual, no puede ser pelotudo. Son cosas contrarias.”, me dicen.


Por supuesto que puede ser. Quizás en teoría no, pero que los hay, los hay. Estas personas pueden ser de cualquier sexo. Lo que tienen de intelectuales son muchas características, pero lo que tienen de pelotudos son aún, muchísimas más. Paso a enumerarlas en una lista:


Lo que tienen de intelectuales


-Tienen una gran cultura histórica, política, etc.
-Suelen ser pensadores de segunda o tercera categoría. (Los de primera categoría han provocado revoluciones).
-Son grandes lectores y/o escritores.


Lo que tienen de pelotudos

-Sus habilidades sociales están seriamente comprometidas, por lo tanto no pueden relacionarse fácilmente.
-Tienen traumas que implican criticar lo mismo que les da el pan de cada día. Ejemplo: critica la televisión y trabaja en ella.
-Son incapaces de tener un término medio. Siempre oscilan entre los extremos, lo que les provoca una vida intensa pero llena de problemas que podrían solucionarse fácilmente.
-Su ego tiene un nivel altísimo, o por lo menos, da la sensación de que así estuviera.
-Disparan sus pensamientos desde sofismas.
-Subestiman a las demás personas.


Aviso: Todos tenemos alguna de estas características y no significa que seamos pelotudos ni intelectuales. Para ser intelectual y además pelotudo, se deben tener al menos el 90 % de las características ya enumeradas.

23 de octubre de 2009

Efectos del alcohol

En la primer imagen, un hombre ve a una mujer. En la segunda, la misma mujer ve al hombre, ambos tomaron demasiado...



22 de octubre de 2009

Sumisión a la Autoridad

El ser humano está programado para ser sumiso ante lo que representa la autoridad. Tiene que ver con una cuestión cultural e instintiva. Un psicologo, inventó el experimento de Milgram que consiste en poner a prueba la capacidad de obediencia de los sujetos, aún cuando las ordenes entren en conflicto con su ética y moral.


Mediante anuncios en medios de comunicación, se pidieron voluntarios para una experiencia que tenía que ver con "el aprendizaje y la memoria", ocultando los verdaderos objetivos. Una vez que los participantes aceptaron su rol, tuvieron que suministrar descargas electricas a su compañero de experiencia ante cada respuesta erronea. A medida que la intensidad de corriente aumentaba, se generaba un dilema que el participante tenia que afrontar.


Las reacciones son bien variadas, pero una de las mas curiosas es que el mayor espectro de la gente aprovecha para desobeceder y revelarse cuando dos figuras que representan autoridad se pelean entre si. Estos aspectos se pueden trasladar a las sociedades, y a muchos otros ámbitos de la vida...


Para que entiendan mejor les dejo unos videos de la pelicula francesa I como Icaro, en el que se muestra como es la experiencia, es muy interesante. Les recomiendo que lo vean.


Parte 1:


Parte 2:

16 de octubre de 2009

Luca Prodan

"El colegio donde me mandaron es un gran rollo mío, allí me enseñaron mucho, pero al mismo tiempo aprendí que la sociedad quiere que seas una marioneta: cuanto más famoso y mejor es el colegio, más marioneta vas a salir o, si no, más loco. Yo salí loco."


"Para la ley italiana yo soy un enfermo mental. Cuando me quisieron meter en la colimba dije NO. Por eso estuve preso dos veces en la cárcel militar hasta que me agarró un médico y me dió el artículo 28b que quiere decir que sos un enfermo mental. El 28a era puto y el 28c, drogadicto. A mi me pusieron el b y me avisaron que a partir de ese momento no iba a poder votar más ni laburar en empleo público. Me cagué de risa.... Qué éxito!!!"


"Soy medio vidente. Todos los temas de SUMO son predicciones. No los hice a propósito. Los hago en el acto, en el estudio. Nunca sé de qué carajo estoy hablando; después, al año o a los dos años los escucho y pasó exactamente lo que yo había cantado."


"Manejar el poder es como manejar explosivos... te podés hacer mierda vos mismo..."


"Yo viví siete años en Londres y tuve que dejar todo y venirme porque la heroína me estaba matando. La heroína es la mamá eterna, es como el útero que te protege. Con ella no se jode, por algo es la segunda droga en importancia, la primera es el PODER."


"El ser humano es un bicho feo, malo, y para peor piensa más que los animales..."


"Tensión social hay porque no hay guita, esa es la cuestión number one. El otro día estuve acá en la Plaza, en la Marcha de la Resistencia. Estuve con Hebe de Bonafini. Pero era ridícula esa marcha, vos veías a las madres, sombrías, austeras, tristes y después había todo esos boludos del MAS y de no se que carajo con los bombos, fumando porros, tomando vino, o sea que estaban de joda. Me hicieron una entrevista para el diario de las Madres. A mi lo de las Madres me parece bien. Al final ese Astiz todavía anda suelto y encima lo quieren ascender. ¡Ese tipo tiene que estar en la carcel de por vida!"


Heroína:


El Ojo Blindado:

15 de octubre de 2009

Argentina en el Mundial

Argentina clasificó para el mundial en Sudafrica.



Me encantan los mundiales y le deseo la mejor de las suertes al equipo. Por otro lado, les dejo dos publicidades geniales que aparecieron el mundial pasado.


Haganlo por los que no llegamos:


Bendito:

14 de octubre de 2009

Antagónica comunión

Nota: En el día de la fecha, publico un pequeño ensayo escrito por Damián Duarte, un amigo de la facultad. Es una excelente reflexión sobre el tiempo y la vida. Para leer mas de sus obras, pueden entrar a Periodismo Dialectico.
¿Que pretende el tiempo de nosotros? ¿Será, quizás, el deterioro o el cambio de las cosas que advertía el Funes borgeano?, ¿Será el aburrimiento “sentir el tiempo”, como decía alguien por ahí?, ¿se relacionará todo esto con la concepción heraclítea de que nadie se baña dos veces en el mismo rió?, ¿o simplemente se tratará de una mensura más, parte de la creación del hombre y de una desidia existencial?


El paso del tiempo, tema de discusiones bizantinas, ha atormentado a los seres humanos desde hace varios siglos, desde el conejo de Alicia en el país de las maravillas hasta la inmensa variedad de comidas rápidas de la actualidad.


La idea del eterno retorno, característico del pensamiento griego, grafica un universo circular, el tiempo se emparenta con esta sucesión especializada del movimiento, creando así la noción irrepetible de las cosas. La finitud del ser humano ha sido motivo de preocupación por filósofos y pensadores, interponiendo como objetivo y justificación la eternidad, aunque esta suscite a la mismísima temporalidad.


En nuestros días, es muy habitual encontrarnos con gente que va muy a prisa, desesperada por el ahorro de minutos y hasta obsesionada con el paso de las horas, la pregunta a todo esto es: ¿hacia donde nos dirigimos tan rápido? ¿La eternidad solucionaría los problemas de psicosis temporaria? El calendario, los relojes, o simple tic-tac son los emblemas mas destacados de un renuente pesar que la sociedad acude con gran devoción.


Aquella magnitud física que ordena los acontecimientos en pasado, presente y futuro se encuentra íntimamente arraigada al olvido, la esperanza, la memoria y forma parte de una inigualable abstracción por la cual el ser humano ordena su vida. Si bien el tiempo no asegura el motor de la vida y de las cosas, podríamos decir que sirve como una férrea arma manipuladora y restrictiva de la existencia humana que regula las actividades y que con el avance de la historia ha ido convirtiendo al tiempo en un bien de mercado, victima de las leyes de oferta y demanda, donde el ahorro de algunos minutos resulta de vital importancia para las acciones de las personas.


Dentro de la concepción aristotélica podemos encontrar al tiempo como la medición del movimiento entre el antes y el después. Heidegger, en cambio, lo concibe dentro de su exploración ontológica como el sentido del Ser. Tal como lo establece Jean Paul Sartre, la realidad humana se capta a sí misma como temporal, e interpreta al pasado como una modificación del presente, una huella.


El tiempo nos separa de lo que hemos sido y de lo que seremos, no podemos apartarnos de él, somos parte de él. El hombre como Ser, y el tiempo como ente, se encuentran tan unidos como separados, los diferencia la forma de influir el uno sobre el otro, el tiempo siempre sigue su curso, rara vez se siente modificado por el hombre, que por el contrario, rara vez deja de estar condicionado por el tiempo y sus dimensiones, ya que el presente, que hace instantes era futuro, ahora ya no es más que un mero pasado.

12 de octubre de 2009

Error de Windows 98

¿Quien no recuerda las molestas pantallas de error de Windows 98
Si las hubieran diseñado asi, no nos hubiera dado tantos dolores de cabeza...

10 de octubre de 2009

Carcel de Caseros

Me encuentro encerrado entre cuatro paredes. Una de ellas, compuesta por barrotes pero ningún grato paisaje puedo observar. Son las 3.30 de la madrugada y no dejo de pensar qué sucederá afuera, cómo soplará el viento, cómo estará la familia y otras cosas que disfrutaba en libertad.
De noche las paredes parece que apretaran, que hicieran más chica la celda. Se escuchan perros aullar, sirenas de ambulancias, bocinas de coches y los desgarradores gritos de dolor de mis compañeros, que ni la marcha militar logra disimular.
Sufro de asma y la humedad del calabozo no me hace nada bien, sumado a la falta de aire que reina en la prisión. Me gustaría leer pero no se me permite, excepto información seleccionada. Además, la luz es demasiado tenue o ni siquiera está prendida. Es tal la oscuridad que casi no distingo cuando es de día y cuando de noche.
A su vez tengo hambre. Es que no quise comer por la angustia que me ametralla desde el primer día que entré, por la pérdida de amigos que no retornarán y por las preguntas que circulan en mi mente. Es que a pesar de que me tengan encerrado no voy a dejar de pensar, de creer, de tener ideología.


El monstruo militar


La vieja cárcel de Caseros fue construida en 1870 bajo el mandato de Domingo Faustino Sarmiento y estaba ubicada en la manzana compuesta por las calles: Pichincha, Pasco, 15 de noviembre y Av. Caseros. En aquellos años funcionaba como correccional de menores
Durante la última dictadura militar en Argentina (1976 – 1983) se inauguró la Unidad Nº 1 para encausados luego de casi 20 años de construcción. El día elegido fue el 23 de abril de 1979 y el discurso de apertura estuvo a cargo de quien, en aquel entonces, era el Ministro de Justicia, el Dr. Alberto Rodríguez Varela.
La nueva prisión se construyó inspirándose en la cárcel de Alcatraz, que en 1963 fue cerrada por considerarse inhumana. La Unidad Nº 1, con 85 mil metros cuadrados cubiertos, contaba con dos torres de veintidós pisos, dos subsuelos, albergue, un comedor para 240 guardiacárceles, 1996 celdas individuales (2,30mts por 1,30mts), 1360 calabozos destinados al alojamiento permanente, 140 con puertas macizas utilizadas para el aislamiento de los reclusos. En los pisos 19 y 20 se hallaban el gimnasio, la cancha de pelota vasca, la capilla y la sala para auditórium, todos estos, en su mayoría, de uso restringido.
Esta cárcel presentada como un hotel cinco estrellas, con muchos lujos y que prometía una buena estadía, resultó ser un engaño porque los presos fueron sometidos a condiciones insalubres tales como la falta de sol, la mala alimentación, el espacio cerrado para recrearse, la constante música a alto volumen y las marchas militares buscando la irritación, las visitas a través de un vidrio evitando el contacto con familiares, la prohibición para comunicarse y la censura en la bibliografía, además de las torturas físicas que se les impartía.
Luego de 21 años de funcionamiento, el 1º de agosto de 2001 dejó la cárcel el último encausado. Hoy en día, las dos torres ya no existen y sólo quedan las ruinas de lo que fue un centro de tortura legal.



De hecho y derecho


“Los Derechos Humanos son aquellos que gozamos, por el sólo hecho de ser
personas, sin distinción social, económica, política, jurídica e ideológica”. Pero estos derechos, que surgen de la Constitución Nacional de 1853 y de los Tratados Internacionales, durante la dictadura militar de 1976 fueron sistemáticamente violados al dejarse sin efecto los textos donde se defienden.
En el documental “Caseros en la cárcel”, se muestra el discurso de inauguración brindado por el Dr. Alberto Rodríguez Varela en el cual expresa, entre otras cosas, que se consolidarán los derechos y garantías individuales y también la vigencia plena del Estado de Derecho, ocultando así el incumplimiento de lo que dicta la Constitución. Además aseguraba que en la cárcel los internos podían estudiar, trabajar, meditar, y practicar deporte sin mortificaciones adicionales que agraven innecesariamente su privación de la libertad.
Para el film prestan testimonio 18 presos políticos: A. Piccinini, A. Puigjané, C. Kunkel, E. Villanueva, F. Gutiérrez, H. Invernizzi, H. Colaone, H. Soriani, J.C. Dante Gullo, J. Mogordoy, L. Iglesias, M. Gaggero, M. Vencentini, M. Jaime, N. Rojas, P. Reyes, P. Ávalos, R. Corregidor y V. Mastrangello que detallan su estadía en la cárcel.
Un ejemplo de esos testimonios es el de Villanueva, quien cuenta que había pedido a unos familiares libros de sociología que jamás se le entregaron contradiciéndose esta acción con la posibilidad de estudiar planteada por Rodríguez Varela.
Por otra parte, si bien era vox populi la anulación de la Constitución, el Ministro hablaba de una vigencia plena del Estado de Derecho olvidando que en el artículo nº 18 se mencionaba la abolición de la pena de muerte por causas políticas y las torturas. Paradójicamente en la cárcel existían 96 celdas que se utilizaban para el “ablande” buscando que los prisioneros renegaran de su condición política.
Además la actividad deportiva se encontraba limitada, ya que supuestamente debían concurrir al gimnasio una vez por semana lo cual nunca se cumplía, sumado al poco espacio para la recreación y a que la única actividad que realizaban era una caminata en círculos, utilizada por los guardias como conteo de internos.
Otra irregularidad que se presentaba, era que los presos políticos dependían directamente del Poder Ejecutivo Nacional obviando así lo que sostenía el artículo nº 23, donde se manifiesta que en caso de conmoción interior o de ataque exterior se declararía en estado de sitio la Provincia o territorio en donde existiera la perturbación del orden y quedarían suspendidas allí las garantías constitucionales. Pero a pesar de la suspensión, el Presidente de la República no podría condenar por sí ni aplicar penas y tendría el poder de arrestar o trasladar personas salvo que éstas prefiriesen salir del territorio argentino.
El guardiacárcel Carlos S., cuenta que trabajó en la prisión entre 1979 y 1986 en el área de seguridad interna y externa. Recuerda que la cárcel funcionaba desde el primer piso hasta el séptimo como alojamiento para los presos comunes y del octavo al decimoséptimo como lugar para los presos políticos que en aquel entonces se denominaban D.T. que significaba detenido terrorista a quienes se obligaba a usar uniforme azul para distinguirlos del resto aunque nunca tenían contacto.
También advierte que el trato hacia los presos políticos no era el mismo que hacia los otros ya que las celdas para los políticos eran más chicas que la de los comunes, no podían leer el diario, los recreos eran más cortos y las visitas eran a través de vidrios denominados locutorios. Otra diferencia existente es que cuando los “D.T.” eran trasladados se desconocía su destino.
En conclusión las declaraciones brindadas por los ex convictos demuestran la falsedad en el discurso inaugural del Ministro de Justicia Rodríguez Varela, quien quiso presentar la cárcel como algo novedoso, de confort y dentro de lo parámetros de la ley mintiéndole a toda una sociedad.


El palo de abollar ideologías


Los presos políticos en la cárcel de Caseros sufrieron un aislamiento casi total de todo su entorno. Esto era parte de un plan pensado especialmente para destruir su ideología y su “ser psicológico”. La cárcel se transformaba en una especie de “centro de lavado de cerebros”, donde el objetivo principal era neutralizar y abolir toda la carga ideológica que contenía el pensamiento de los presos políticos. Para lograr este cometido se recurrían a todo tipo de humillaciones.
Thomas Wenzel, experto en desórdenes psicológicos en sobrevivientes de tortura y en trastornos por estrés postraumático, se refirió a cuatro factores que pueden predecir el desarrollo de secuelas en las víctimas:
1- La exposición a violencia física extrema en la cual se ve amenazada la vida
2- La exposición a períodos largos de traumas físicos
3- La pérdida de reglas y de trato social
4- La pérdida de la dignidad y la transferencia de culpabilidad a las víctimas
Algunos de los desórdenes provocados en personas que sufrieron este tipo de maltratos pueden ser: la inhabilidad de funcionar dentro de una familia, dificultades para concentrarse y dormir, destrucción completa de las funciones biológicas del cerebro y del cuerpo. Estos trastornos pueden ser de por vida si la persona no recibe un adecuado tratamiento.
El especialista también aclaró que el retiro de estímulos, como puede ser la falta de luz, prohibición de ejercicio, música y lectura tiene “efectos psicológicos y biológicos” que pueden modificar sustancialmente la calidad de vida de los sujetos. La falta de luz por un largo período de tiempo causa depresión debido a que provoca un daño considerable sobre ciertas glándulas del cerebro y ocasiona también problemas hormonales, este tipo de condiciones pueden afectar un área y producir psicosis crónica entre otras.
María, familiar de un ex convicto de Caseros, cuenta que su cuñado, quien militaba en la Juventud Peronista, pasó por diferentes penales desde 1977 hasta 1982, año en el que quedó en libertad. Tras su salida se vió incapaz de formar una familia y además le diagnosticaron esquizofrenia con desdoblamiento de yo, que es una enfermedad en la que el sujeto sufre la propia escisión. Es a la vez dos “yos” que coexisten sin conexión entre ellos”. Además, actualmente se encuentra medicado por pérdida de memoria. Este caso demuestra la veracidad de lo que sostiene Thomas Wenzel.
Otro trastorno muy común que relatan los ex presos políticos es que cuando se ponen nerviosos caminan de un lado a otro de la casa así como alguna vez lo hicieron dentro de su reducida celda. Este comportamiento le ocurre a la mayoría de las personas que alguna vez pasaron por algún penal.
A modo de comparación con Caseros, las autoridades turcas tomaron el sistema de aislamiento carcelario, justificando esta medida a través de una serie de argumentos de orden político, judicial, sanitario y de seguridad. Pero en realidad, dicha acción se lleva a cabo contra los presos políticos.
Conviene ante todo destacar el aspecto puramente concreto de estas prisiones. El prisionero político es puesto en una celda individual de 2 metros por 3, a la que accede por una puerta acorazada. Los cuatro muros están pintados uniformemente de un blanco monótono a veces con la añadidura de una minúscula ventana, en lo alto. Todo está pensado para que el preso no tenga que salir a los servicios higiénicos. No a los libros, no a la música. La supresión o la limitación de las visitas y la imposibilidad de hablar con otros presos entablan una poderosa relación celda-sepulcro.
Someter a un ser humano a una detención de este orden es también someterlo a una forma perversa de tortura llamada tortura blanca o muerte blanca.
Este tipo de prisión reduce la realidad externa del individuo a un punto mínimo. La privación de libertad arrastra cambios de personalidad que se manifiestan en una disminución de las facultades sensoriales.
Algunos trastornos provocados por aislamiento riguroso pueden ser:


· Agitaciones psicosomáticas, en particular del sistema neurovegetativo, que controla las reacciones del cuerpo a su entorno natural.
· Agitaciones de las facultades intelectuales (dificultad de concentración) de articulación, hasta llegar a síntomas alucinatorios.
· Agitaciones emocionales que se desarrollan generalmente hacia reacciones depresivas y, en estadios extremos, hacia tendencias suicidas.
En conclusión podemos decir que el aislamiento mata. A esta agresión de ausencia, todo el cuerpo responde con la irregularidad de todas sus funciones. Por esta razón es que “se abollan” las ideologías, porque se elimina la capacidad mental del individuo.


“En el nombre de Dios…”


Se supone que una de las funciones de la Iglesia siempre fue la de proteger a los pobres, perseguidos, reprimidos, desamparados. Pero esta tarea, no fue cumplida por cierta parte de la comunidad eclesiástica durante la última dictadura militar en la Argentina. A pesar de este incumplimiento, como surge del testimonio de Alberto Piccinini, no se puede hablar de la Iglesia en general debido a que algunos presos políticos pertenecían a ella. Lo cual significa que había una parte opresora y otra oprimida.
Este doble papel de la iglesia, según relata Valentín Mastrangello, provocó en cada uno de los detenidos una discusión en su interior respecto de si valía la pena concurrir a un lugar donde oficiaba misa gente que colaboraba con la represión. Más allá de esta dicotomía, la celebración cristiana era un momento de unión, en el cual tampoco se escapaba del estricto control carcelario.
Aunque no se puede generalizar sobre el mal accionar de la institución que representa a Dios, su papel en las dictaduras es cuestionable ya que siempre estuvieron del lado del poder, justificando y confortando a genocidas embanderados como "defensores de la fe católica", mientras los familiares de los desaparecidos, fusilados, presos políticos, torturados, arrojados al mar, esperaban infructuosamente durante días y noches ser recibidos para poder entregar una carta.


Caseros: un campo de concentración legal


Los “campos de concentración” eran lugares donde se derivaba, bajo condiciones duras y sin respeto a las normas legales sobre el arresto o la encarcelación, a los judíos, homosexuales, negros y a todos aquellos que no pertenecían a la raza “aria” y fueron creados por las autoridades alemanas para mantener las masas de personas arrestadas como presuntos adversarios políticos del gobierno.
Teniendo en cuenta esto, se puede trazar una analogía con la ex cárcel de Caseros, en el sentido de que allí, los detenidos, eran considerados peligrosos para el nuevo sistema impuesto por la dictadura militar por el hecho de tener pensamientos opuestos. A su vez, en el documental, Hugo Soriani define a la prisión como un “campo de concentración legal” y Villanueva expresa que son “lugares de dolor concentrado.”
Las semejanzas entre Caseros y los campos de concentración son, por ejemplo, que a los detenidos les rapaban la cabeza y se les obligaba a vestirse con un uniforme. Además, la comida que les proporcionaban era de bajo valor nutricional y de poco sabor. Pero la coincidencia más destacada es la de los suicidios ocurridos en ambas prisiones. En el caso de los campos de concentración, los presos, se arrojaban sobre las cercas electrificadas debido a que tenían asumido que su destino era el de permanecer allí esperando su muerte. Por otro lado, en Caseros, como surge del documental, se pueden mencionar tres suicidios: el de Jorge Toledo, Eduardo Schiavoni y Hernán Bisset. El primero de ellos, según sus compañeros, fue inducido por los guardiacarceles, al hacerlo entrar en un aislamiento total y en una depresión continua.
Según el estudio realizado por Durkheim sobre el suicidio, los anteriormente citados entrarían dentro de la categoría del “suicidio melancólico”, donde el individuo deja de apreciar los vínculos que lo unen con la vida y prepara la ejecución con gran detenimiento.
Todo esto, sumado a los mencionados trastornos provocados por las cárceles y el aislamiento, demuestran que las prisiones y los centros de detención no cumplen su fin de resocializacion de los detenidos debido a que lo único que generan es la pérdida de la cordura de los reclusos, las cuales dejan daños casi irreversibles hasta llevarlos al suicidio.


En resumen, el edificio de la Unidad Nº 1 fue totalmente insalubre a tal punto que podría compararse con un campo de concentración. Provocó en quienes por allí pasaron diferentes traumas y hasta logró que jóvenes de entre 22 y 25 años decidieran terminar con su vida. Fue en contra de todo lo que dictaba la Constitución antes de su reforma y también de los mandatos divinos. Fue el monumento de las irregularidades carcelarias, hija de un gobierno inhumano e ilegal desde su propio nacimiento que fue la toma forzada del poder.
Igualmente cabe preguntarse si hoy en día, en democracia, la situación de las cárceles es la que debería ser, si realmente se respetan los derechos de aquellos que a pesar de haber cometido errores y de estar privados de su libertad siguen siendo seres humanos.


Tras siete años de encierro, volveré a disfrutar de todo aquello que anhelé. Disfrutar es un decir, porque son imborrables los recuerdos oscuros que me llevo. Veo luz. Lastima mis ojos pero sigo caminando sin mirar atrás, porque sé que adentro queda parte de mi vida. El viento vuelve a soplar pero la marcha militar sigue redoblando en mi cabeza y los pasos de los guardias golpean en mi mente así como algún día castigaron mi cuerpo.


Fuentes


- Documental “Caseros en la cárcel”
- Carlos S., guardiacárcel entre 1979 y 1986
- María, familiar de un ex convicto.
- Historia Universal, Edit. Sol 90, Barcelona (España), 2004


Autores


Duarte Damián


Gómez Analía


Monsalvo Alexia


Spagnoli Alejandro

8 de octubre de 2009

Los Heroes del Whisky



Haciendo honor al nombre del blog, el tema que hoy me ocupa son las bebidas alcohólicas. Para la tranquilidad de los lectores, aviso que no se trata de un informe sobre lo mal que hace el alcohol. Así como hace algún tiempo escribí sobre el tipo de gente que va a los cines, en el día de la fecha me voy a encargar de describir un fenómeno que ocurre cuando las personas abusan del alcohol. Les presento a los “tipos de borrachos”:


El gracioso: Se ríe de todo pero no entiende nada. En fiestas, empieza a socializar con quien se le cruce aunque, lamentablemente, su estado no le permite tener una conversación que supere unos gritos sin sentido y unos tropezones.


El filosofo: Personas que bien pueden ser totalmente ignorantes acerca de la historia del pensamiento, pero con unas copas de más, comienzan a ir al fondo de las cosas. En estos sujetos no será raro escuchar frases del tipo: “¿Y si todo lo que vemos es mentira?”, “¿Y si es un Gran Hermano gigante?”, “Si Dios existe... ¿Por qué permite que exista lo malo?” y demás limaduras que no tienen desperdicio.


El agresivo: Unos tragos mal metabolizados y estas personas se convierten en energúmenos. Cualquier pretexto es bueno para iniciar una pelea. Ya sea porque “lo miraron mal”, lo chocaron o porque no les gustó tu cara. Consejo: Si podes evitarlos mejor, pero si no, pegale unas buenas piñas para que aprenda.


El mensajero: Uno de los más comunes. Mas habitual entre las mujeres. Superada la dosis que permiten los controles de alcoholemia, se empieza a presentar un comportamiento teléfono-compulsivo, es decir, que el afectado comienza a mandar mensajes de texto a diestra y siniestra. Es muy común que al día siguiente se arrepienta de haberlos mandado. Consejo: sacarles el celular a estos individuos.


El quebrado: La mayoría de las veces se trata de gente papelonera para la que es frecuente terminar vomitando y arrastrado por el suelo con el exceso de bebida. Algunas teorías sostienen que tratan de sentirse queridos y asistidos inconscientemente. Consejo: Regularles la ingesta de alcohol, porque generalmente se ponen mal en el mejor momento.


El baboso: Muy común en hombres jóvenes. Aprovechan el empujón de las bebidas para encararse a todas las minas que no se atreve a encararse sobrio, generalmente sin éxito. Las mujeres suelen salir despavoridas por notarlo inseguro y totalmente fuera de sí.


El melancólico: Todos recordamos nuestras penas, pero mucho más esta gente. No es raro, entonces, que haya un confidente que se compadezca y le ponga su hombro para escuchar sus males de amor.


El inenpedable: Raramente se encuentra a estos personajes. Toman, o parece que tomaran una buena cantidad, pero nunca pierden el control de sí mismos. Se cree que soportan un volumen mayor de alcohol en sangre y esa es la razón de su moderación.

Y vos, ¿Dentro de que categoría estas?...

6 de octubre de 2009

Se fue la voz de América

Mercedes Sosa, que había sufrido un gran deterioro en su salud durante los últimos días, finalmente dijo basta y se volvieron a abrir las venas de América latina. El mundo perdió una de las voces mas expresivas y profundas que supo ver.


Sin embargo, "La Negra" es de esa gente que se gana un pasaje a la inmortalidad, no solo por su talento musical (que trasciende todos los géneros), si no también por su calidad de persona. Larga vida a Mercedes Sosa.


Duerme negrito:

5 de octubre de 2009

Caída del Muro de Berlín

Historia de una foto



En 1945, al término de la segunda Guerra Mundial, los vencedores de Alemania (Estados Unidos, la entonces Unión Soviética, Inglaterra) ocuparon y dividieron, para su control, el territorio alemán.


Los Estados Unidos y la Unión Soviética acordaron ocupar el país para después hallar un régimen pacífico y de libertad para los alemanes. Muy pronto se vio claro que las potencias vencedoras no podían ponerse de acuerdo sobre una política de ocupación común. En definitiva, detrás de todo este proceso estaba la rivalidad ideológica de dos sistemas sociales, culturales y económicos opuestos.


Con la construcción del Muro de Berlín, surgieron dos países. En el oeste (República Federal de Alemania) y en el este (República Democrática Alemana).


Durante la existencia del Muro, que fue de casi cuarenta años, muchas personas intentaron cruzar las fronteras por estar en desacuerdo con el régimen que les había sido impuesto, a través de túneles o saltando el muro desde ventanas cercanas. Algunos lograron salir, otros fueron encarcelados o murieron en el intento.


En 1989, bajo la presión del mundo, el gobierno aceptó la apertura de fronteras y el derrumbamiento del Muro. Después de varias décadas muchas personas volvieron a ver a su familia, y pudieron por fin, salir de un país que les cerraba la libertad de tránsito.

3 de octubre de 2009

Cosas de la Existencia

Por Alejandro Spagnoli


“Si el mundo fuese claro no existiría el arte”, dijo un tal Albert Camus. El ser humano vive en un torbellino de sentimientos y emociones que de a poco van erosionando y a la vez conformando su esencia. El motor que lo impulsa a expresarlos es la búsqueda de ser comprendido, de encontrar un hombro real o imaginario donde apoyarse. Los garabatos de un artista son como una visita con el psicólogo, como la confesión del pecador al cura. El hombre se desahoga al plasmar lo que siente en el papel... de algún modo logra calmar su ansiedad. Lo mas asombroso y misterioso es como el autor logra que una emoción triste y terrible evoque las vivencias mas profundas del que la contempla, convirtiendo la pena en belleza y reflexión.


Ninguna persona expresa sus sentimientos de la misma forma, porque ninguna los vive de la misma forma. Una frase, una canción, un poema, un libro, una pintura, una foto, todo vale para mostrar lo que sentimos. En el fondo todos esconden la incertidumbre de qué pasará con nosotros y el verdadero motivo de nuestra existencia. Nuestra misión es encontrar ese motivo. Si no lo hacemos nosotros mismos, nadie lo hará.

Expresión:

1 de octubre de 2009

Frases de Fito Paez

“Nada nos deja más en soledad, que la alegría si se va.”


“Dormir contigo es estar solo dos veces, es la soledad al cuadrado.”


“Las caras de la luna son dos.”


“Dejar, amar, llorar, el tiempo nos ayuda a olvidar.”


“La melancolía de morir en este mundo y de vivir sin una estúpida razón.”


“No cuento el vuelto, siempre es de más.”


“Nos da igual estar colgados de la luna o enamorándonos de alguna madeimoiselle, excuse moi.”


“En un café se vieron por casualidad, cansados en el alma de tanto andar.”


“Hay un pozo profundo en la esquina del Sol, si caes la vida te muele a palos.”


“Los libros, las canciones y los pianos. El cine, las traiciones, los enigmas, mi padre, la cerveza, las pastillas, los misterios, el whisky malo, los oleos, el amor, los escenarios, el hambre, el frio, el crimen, el dinero y mis diez tías, me hicieron este hombre enreverado.”