18 de diciembre de 2009

Carta a Papa Noel

Querido Papa Noel,

Esta Navidad solo quiero que me regales a: Gisela Marziotta.
Te adjunto una foto para que la conozcas.



Encima es Periodista. Que mas se puede pedir?

10 de diciembre de 2009

Ricardo Fort

Creo que la mayoría conocemos a este excentrico millonario. No hace mucho que apareció en la TV. 



Lo veo muy parecido a Dabura, de Dragon Ball Z.



7 de diciembre de 2009

Periodismo sin dobles de riesgo

Por Alejandro Spagnoli


Bien sabido es que la profesión del periodismo es molesta. Las investigaciones que realizan muchos comunicadores afectan a los intereses de los grupos de poder y esto hace que muchas veces los periodistas sean presionados y amenazados para que bajen los brazos y se callen la boca.

En el ambiente televisivo se ha popularizado el sistema de medición de rating “minuto a minuto”, que consiste en medir la cantidad de gente que está sintonizando el programa en tiempo real. Este nuevo método volvió mucho más descarnada a la competición en este medio y por lo tanto, se recurren a temas mucho mas sensacionalistas como violencia o sexo.

Esto no es nada nuevo; pero para lograr un mayor impacto y por ende, mayor audiencia, los periodistas son enviados a realizar trabajos de investigación encarando a las personas relacionadas con los turbios asuntos. La primera parte del proceso del trabajo se hace con cámaras ocultas, documentación y testimonios, mientras que la segunda consiste en un camarógrafo y un periodista que se acercan a escrachar a los personajes implicados. La mayoría de las veces, los sospechosos suelen escapar de las cámaras sin responder a las preguntas, pero en otras ocasiones, los periodistas deben soportar agresiones verbales y físicas que no sirven para otra cosa que no sea el gran negocio del rating.

El tema de la investigación pasa a un segundo plano cuando aparece la violencia hacia los cronistas y camarógrafos. No importa si lo que se denuncia es a un vendedor de droga, ropa trucha, medicamentos falsificados o chocolates vencidos. La atención es captada totalmente por las escenas más fuertes que son las mismas que ponen en riesgo a los profesionales de la comunicación. 

En este sentido, los periodistas se convierten en una “nueva policía” que solo tiene la capacidad de señalar con el dedo. Esta acción resulta totalmente inútil si los organismos del Estado no toman cartas en el asunto por “quien-sabe-que“ razones.

Como conclusión, se puede deducir que en muchos casos, el negocio del rating se valora más que la integridad física de los periodistas que trabajan en el medio. La ambición produce una baja en la calidad de los informes, donde las patadas voladoras, los empujones y la sangre manchan todo el trabajo realizado anteriormente. Un periodismo crítico real es posible, es tarea de todos fomentarlo.

4 de diciembre de 2009

Jorge Guinzburg

¡CÓMO NOS ENGAÑARON!


Entré al consultorio, me quité el abrigo y avancé hasta el diván. Me senté. No estaba en condiciones de acostarme.
Si en esa sesión, no miraba a la cara a mi analista, no hubiera sido capaz de emitir una palabra.
Sabía que lo que había descubierto podía cambiar el curso de mi terapia. Percibía que por primera vez estaba a punto de descifrar por qué me afectaba tanto no entender la realidad, algo que les pasaba también a muchos políticos, sólo que a ellos no les importa. Entonces le dije a mi terapeuta:

-"Mi mamá y mi papá me engañaron todo el tiempo y no fueron mentiras así nomás. Yo puedo perdonarles que me hayan asegurado que si tomaba la sopa iba a crecer, pero NO estas calumnias que afectaron mi vida para siempre".
Comencé a enumerar las que aún resonaban en mi atormentado cerebro:

*Si te pasa algo en la calle, llamá a un policía. Él te va a ayudar.
*Los ladrones le tienen miedo a la policía.
*Juez, no es cualquiera. Primero tiene que demostrar su honestidad.
*Para integrar un partido político, tenés que tener la misma línea de pensamiento que el resto de tus compañeros.
*Si querés ganar mucha plata, tenés que trabajar duro.
*El que roba, va a la cárcel.
*Los periodistas tienen que ser objetivos y no mostrar su ideología.
*Si lo dijeron en la tele, es verdad.
*Al final siempre ganan los buenos.
*La Argentina es un país rico. Vos plantás un palo de escoba y crece una planta. Por eso acá nadie se muere de hambre.
*Acá no trabaja el que no quiere.
*El banco es el lugar más seguro para guardar la plata.
*El cliente siempre tiene la razón.
*Si sos honesto, siempre te va a ir bien en la vida
*Los políticos son los representantes del pueblo.
*La escuela pública es la mejor.
*Después de las elecciones, el candidato que perdió, se pone a disposición del que ganó para ayudarlo.
*Todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y obligaciones.
*Nos tienen bronca porque somos los mejores.
*Los países ricos ayudan a los países pobres.
*La esclavitud se terminó hace rato.
*Después de trabajar toda la vida, el premio es que podés jubilarte y vivir sin trabajar.


Al llegar a ese punto, me arrepentí de verle la cara a mi terapeuta. Él también estaba llorando.
¡Cuánto crecimos engañados en el país de mamá y papá!


3 de diciembre de 2009

Frases de James Bond


"Mi nombre es Bond, James Bond"

"Un Martini con hielo, mezclado, no agitado"

"Son gajes del oficio"

"Lo que debo hacer por Inglaterra"

"¿Por qué las chinas tenéis distinto sabor que las otras chicas?"

"Eres una fiesta para mis ojos"

"A M no le importa que se gane unos dinerillos extras, pero ella preferiría que no fuera por vender secretos"

"Dicen que los doble cero tienen una esperanza de vida muy corta, así que seré un error efímero"

"¿Quiere que sea mitad monje y mitad sicario?"

"No es mi tipo, soltera"

"Dicen que a uno lo juzgan por la talla de sus enemigos"

"Solo tienes un disparo. Haz que valga."

Opening de Goldeneye