29 de abril de 2010

Baño de Damas

Por Alejandro Spagnoli

Uno de los misterios mas grandes de la humanidad involucra a las mujeres cuando van al baño. Casi ningún hombre entiende como se puede permanecer tanto tiempo en un lugar tan pequeño y monotono, sin embargo, ellas nos sorprenden cada día más. Para que sirva de aclaración se mencionará que los misterios que se revelerán a continuación son mucho mas importantes que la teoría del Big-Bang, la Máquina de Dios o si hay vida después de la muerte. La fuente de los misterios develados procede de los lugares más diversos: antiquísimos libros, experiencia propia, observación del fenómeno, estudios científicos, sociológicos y demás métodos.

Todo caballero que se enorgullezca de ser un poco observador, habrá notado que las mujeres no suelen ir al baño solas. Esto tiene un oscuro y perverso fin. La razón es que el baño es como una suerte de base donde las mujeres charlan sus planes de seducción, sus sorpresas, sus miedos o también sus huidas del lugar cuando la cosa se pone fea. A veces incluso critican a sus rivales, esas personas que les caen mal. También perfeccionan su plan: se retocan el maquillaje, le preguntan a sus amigas si notaron como la miraban los demás o que les pareció algún comentario de otro personaje. Luego de eso salen dispuestas a ganar el juego. Tiempo estimado: de 5 a 10 minutos.

A su vez, muchos sigilosos sujetos se percataron de que varias veces en el baño de damas hay una larga fila de mujeres esperando para entrar. Esto es debido a la congestión que produce el cambio táctico de las féminas. Además se produce el inconveniente de que si alguna mujer desea hacer sus necesidades tratan de esperar que el baño se descongestione provocando un circulo vicioso. Tiempo estimado: de 10 a 15 minutos.

La escapada en la mitad de la salida es vital para que todo salga perfecto. Es probable que el plan marche a la perfección, pero sin este pequeño detalle podría desmoronarse el árduo trabajo anterior. Basicamente, en esta nueva expedición al toilette, las damas verifican que todo lo que es su ropa, su cara, su maquillaje y su pelo este en perfectas condiciones. De no ser así, lo retocan para salir radiantes nuevamente. Tiempo estimado: de 3 a 7 minutos.

El cierre de la noche puede terminar con el éxito o el fracaso de la táctica de seducción. Si todo anduvo viento en popa, las damiselas concurren por última vez al baño para prepararse para lo que vendrá. En cambio, si las cosas salieron mal, el baño se convierte en una suerte de club de solas en donde no sería nada extraño que alguna mujer se ponga a llorar desconsoladamente en el hombro de su mejor amiga. Tiempo estimado: de 3 a 20 minutos.

Muchos de los interrogantes fueron respondidos en estas lineas. La discreción es una cualidad que es muy valorada en los hombres que saben estos datos, ya que valen oro. No todo el mundo está preparado para saberlo... pero sí, ellas tenían todo pensado desde antes. MUCHO tiempo antes que nosotros.

26 de abril de 2010

24 de abril de 2010

Drogas al volante

Una publicidad alemana que se toma en chiste el problema del consumo de estupefacientes. Muy creativa.

19 de abril de 2010

El sindrome de los 20 años

A los 19 años la gente se da cuenta que las cosas no son como las veia antes. No saben con exactitud que pasa, pero algo va cambiando gradualmente... en realidad, son ellos los que van viendo las cosas desde una óptica un poco distinta.

Esto es un hecho, a mi me pasó y me sigue pasando. El otro día me llegó un e-mail que realmente vale la pena y por eso lo plasmo para que lo lean. No necesariamente se dan todos los síntomas, pero la mayoría de los que tengan mas de 20 se van a sentir identificados con el texto.

Se llama la 'crisis del cuarto de vida'. Te empezas a dar cuenta que tu círculo de amigos es más chico que hace unos años y valorás más la familia.

Te das cuenta de que cada vez es más difícil ver a tus amigos y coordinar horarios por diferentes cuestiones: trabajo, estudios, pareja, etc...

Cada vez disfrutas más de esa cervecita que sirve como excusa para charlar un rato. Las multitudes ya no son 'tan divertidas'... hasta a veces te incomodan.

Y a veces extrañas la comodidad de la escuela, de los grupos, de socializar con la misma gente de forma constante. Pero te empezas a dar cuenta que mientras algunos eran verdaderos amigos otros no eran tan especiales después de todo.

Te empezas a dar cuenta de que algunas personas son egoístas y que, a lo mejor, esos amigos que creías cercanos no son exactamente las mejores personas que conociste y que la gente con las que perdiste contacto resultan ser amigos de los más importantes.

Te cagas de la risa con más ganas, pero lloras con menos lágrimas, y con más dolor. Te rompen el corazón, pero esta vez no era un capricho, y las desilusiones son mas grandes... y te preguntas como eso te pudo hacer tanto mal.

O por ahi te acostas por las noches y te preguntes por qué no podes conocer a alguien lo suficientemente interesante como para querer conocerlo mejor, o por qué cada vez son mas boludos y el que tiene algo interesante se fuma hasta la yerba del mate o el pasto del patio.

Ya no te gusta la linda, la diva. Ahora te fijas en la persona que puede decir una frase coherente sin la palabra 'boludo, pajero, culiado' en el medio, coordinando las palabras y que sus conversaciones no terminen siempre en un tema: sexo.

Y los que estan de novios parece que ya llevan años juntos y algunos empiezan a casarse. Y vos tambien por ahi estas con alguien, pero simplemente no estás seguro si te sentis preparado para comprometerte taaanto.

Los chongos de una noche te empiezan a parecer baratos, aburridos, y emborracharse y actuar como un idiota empieza a aparecerte verdaderamente estúpido. Salir tres veces por fin de semana resulta agotador y significa mucha plata para tu pequeño ingreso.

Miras tu trabajo y quizás no estés ni un poco cerca de lo que pensabas que estarías haciendo. O quizás estés buscando algún trabajo y pensas que tenes que comenzar desde abajo y te da un poco de miedo.

Tratas día a día de empezar a entenderte a vos mismo, sobre lo que queres y lo que no. Tus opiniones se vuelven más fuertes. Te das cuenta que no vas a cambiar el mundo, y que hay realidades que por mucho esfuerzo y ganas que le pongas no se pueden transformar, te das cuenta de que sos un punto en el sistema, y que Mac Donalds no se va a fundir por que vos no le compres....

Te preocupas por el futuro, por la carrera, el trabajo... y por armar una vida para vos.

17 de abril de 2010

Twitter y mi ocaso tecnológico

Hace algún tiempo que se oye hablar del fenómeno de Twitter. Los rumores dicen que en Estados Unidos revolucionó el mundo del micro-blogging y que en unos años será la vanguardia en Argentina.

Víctima de una curiosidad que tiene casi todo Periodista, entré al sitio en cuestión para crear un perfil. Mi incertidumbre fue total. No logré entender cual era el objetivo, ni cómo encontrar a mis conocidos, ni que tenía de divertido, así que cerre la sesión y no accedí por muchos meses.

Los rumores volvieron. Esa bestia de inconmensurable poder de convencimiento a la que algunos llaman "moda" profetizaba que el Twitter estaría entre nosotros antes de que nos demos cuenta y de que mucha gente ya había cambiado al Facebook por la novedosa red. Cómo soy bastante tenaz, volví a intentar usar el sitio, pero me había olvidado el usuario anterior, entonces me creé uno nuevo. Todo intento fue inútil. Aunque logré avanzar en la configuración del sitio, seguía sin encontrarle lo emocionante o lo revolucionario.

Finalmente, llegó el 2010 y los rumores se hacen todavía mas fuertes. "Twitter está buenisimo", "Nada que ver con Facebook, no sabes el potencial que tiene", dicen algunas personas. Apelando al refrán que dice que la tercera es la vencida, creé una tercera cuenta y aunque ya comprendí el funcionamiento, debo decir que no tiene demasiado misterio. Quizás ese sea el secreto de su éxito, pero si no se trata de eso, pido por favor que alguien me lo explique.

Si alguien mas tiene twitter, el mío es: _spagnoli

16 de abril de 2010

Libros que no se tocan

 Por Alejandro Spagnoli

Desde la década de los ’90 hasta el día de hoy, con la llegada de las computadoras al hogar, Windows e internet, los hábitos de las personas fueron sufriendo una serie de modificaciones que cambiaron drásticamente su ritmo de vida. Es así como el e-mail suplantó a la carta de puño y letra, el formato DVD desplazó a los antiguos videos VHS y los programas para bajar música de internet jaquearon seriamente el negocio de las empresas discográficas. Con la aparición de los libros electrónicos se está empezando a pensar que los libros de papel podrían quedar en el pasado, conclusión que no suena tan descabellada si se toman en cuenta todos los cambios que trajo consigo la era digital.

“No creo que el libro de papel pierda terreno. El placer que da tenerlo en las manos, doblar las hojas, marcarlas, escribirlas… es como un ritual. Creo que la versión digital se va a complementar con la de papel, pero ninguna va a sacarle el lugar a la otra”, comenta Carolina, una lectora empedernida. Si se traza una analogía con el negocio de los teléfonos celulares en Argentina, los números son contundentes: en la década del ‘90, sólo poseían teléfono móvil las personas que necesitaban estar comunicados la mayor parte del tiempo pero, según el INDEC, durante el 2008 se superó la cifra de 40 millones de celulares. En un periodo de tiempo muy corto se creó una nueva tendencia en la sociedad, ya sea por necesidad, diversión o simplemente para seguir a la corriente.

La digitalización de los libros tiene sus ventajas. Los archivos ocupan muy poco espacio, se pueden colocar de a cientos en un solo aparato y trasladarlos a cualquier parte. Son prácticos. La periodista y catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rosa Beltrán remarcó un aspecto interesante sobre los textos digitales y el cuidado del medioambiente: “bien usados, los libros electrónicos son una herramienta ecológicamente más sana que los libros de papel”.

Al momento de pensar en desventajas, también se encuentran argumentos más que validos. El libro electrónico no se puede tocar, ni oler, ni sentir, no es otra cosa más que el resultado de códigos binarios tipeados en una computadora. En este terreno, el libro de papel gana por goleada. La gran variedad que se puede encontrar de un mismo título hace la diferencia. De tapa dura, blanda, con letras grandes, chicas, con imágenes o con la variada textura que pueden tener las hojas. El recuerdo que deja una historia queda estrechamente enlazado al libro real, a su forma física, a su tapa. Con los textos en forma digital cambiaría radicalmente la naturaleza de estos sentimientos. En este sentido, algunas personas sostienen que la lectura en la PC estimula muy poco el potencial de la imaginación, sobre todo si no hay presencia de imágenes o algo que funcione para compensar la ausencia del contacto directo con un material real, cualidad que transmite la calidez del ritual en el momento de leer.

La preocupación de las empresas editoriales no es infundada. La compañía estadounidense Amazon, confirmó que en la pasada navidad se vendieron más ejemplares digitales que tradicionales. Se deberán seguir de cerca las cifras para comprobar si siguen aumentando o si por el contrario, la competencia se estabiliza y el furor de ventas se produjo por lo novedoso del producto.

La practicidad se enfrenta al placer. La sociedad tendrá que elegir entre disfrutar del ritual de “leer” incluyendo las grandes bibliotecas y los pesados libros, o bien, gozar de la liviandad de tener cientos de textos digitales en un solo lugar y al alcance de unos pocos clicks, pero perdiendo la magia que envuelve a la lectura. Para saber quién será el ganador de esta contienda habrá que esperar. Se trata de una respuesta que sólo el tiempo podrá revelar.

12 de abril de 2010

Las historias de los taxistas

Por Alejandro Spagnoli

Para que mis amigos colectiveros no piensen que estoy en su contra, en el día de la fecha me ocupo de describir a otros personajes que cada tanto dan material para hablar. Señoras y señores, estoy hablando de los taxistas. El rival de toda la vida del colectivero también tiene sus días y sus humores, por eso hay que saber reconocerlos rápidamente para evitarnos percances. Les dejo a la mano, una práctica lista.

El simpático: Al subir al taxi, comienzan a escucharse frases como: "Se vino el fresquete, eh!", que serán el detonante para una vívida charla entre pasajero y chofer. Estas conversaciones pueden terminar en diversos temas como por ejemplo: política, clima, economía, mal de amores o incluso un fuerte debate entre las ventajas y desventajas del modelo Neoliberal frente al Estado de Bienestar Keynesiano. Siempre que subo a un taxi ruego que sea un conductor de este estilo, son muy copados.

El callado: Una vez arriba del vehículo, luego de decir la dirección a la que nos dirigimos no se volverá a abrir la boca hasta el momento de bajar. Lo que ocurre es que estos taxistas o bien son callados, o no están de buen humor. Mientras sigan callados es una buena opción para viajar tranquilo.

El paseador: Cuando subimos a un taxi, casi nunca tenemos ganas de explicar como ir a donde queremos ir. Y estos personajes lo saben. Por eso, aprovechan cuando decimos la dirección para preguntar algunos datos que ellos llaman "prueba" y así poner a prueba nuestros conocimientos de calles. Si la respuesta que damos es ignorante, aprovecharán para llevarnos por el camino mas largo y asi cobrarnos unos pesos más.

El winner: El tipico flaco que anda arriba del taxi y se gana a todas las minas que le suben. O por lo menos eso cuenta a los pasajeros hombres. "No sabes, el otro día pase por el boliche este y me subieron dos minitas medio alegres que no tenían para pagar... me pagaron de otra manera, jeje", dicen estos chamuyeros. Los muy ilusos esperan que la gente les crea. La realidad es que las minitas que suben al taxi para ir al boliche le dan muuuy poca bola al conductor, porque quieren llegar radiantes al destino... y las chicas que vuelven del boliche ya no estan en condiciones de sostener una charla seductiva. Lo unico que pueden hacer es llorar por el pibe que no les dio pelota o hablar cosas incoherentes producto del alcohol en sangre o peor aún, estar feliz por la noche encantadora y querer llegar a casa cuanto antes. Las probabilidades de que una mujer tenga una noche pasional con el eventual conductor del taxi son remotas... esporádicamente podría haber alguna historia que sea real, pero no hay que creer todo.


(Estas cosas le pasan a Arjona nada más)

7 de abril de 2010

Terma - Quiero darte

Otra publicidad de Terma. Esta es una de mis preferidas, todas las personas que toman Terma se sienten tan bien que comienzan a actuar de manera altruista con la gente que los rodea. Muy buena.

3 de abril de 2010

Rocky Balboa

Por Alejandro Spagnoli

Rocky Balboa es un boxeador ficticio, nacido en Philadelphia, Estados Unidos. Es el protagonista de las películas Rocky y sus cinco secuelas.

Balboa es un hombre con una personalidad muy definida y un fuerte carácter, cualidades que le permitieron destacarse en el competitivo mundo del boxeo. También es un fiel amigo y a pesar de su rústica forma de ser, logra movilizar los sentimientos de quienes lo rodean.

Cuando Rocky tenía 15 años, su padre le dijo que al “no tener cerebro” era mejor que aprovechará su capacidad física, sin saber, que esas palabras serían el nacimiento de una eterna leyenda.

En 1975 le ofrecieron pelear contra Apollo Creed por el título de “Campeón del mundo de los pesos pesados”, combate en el que Rocky perdió por decisión del jurado. Después de la pelea, contrajo matrimonio con Adrian y tuvieron un hijo.
El semental Italiano –como llaman a Balboa- aceptó boxear nuevamente con Creed, esta vez obteniendo la victoria y el título de “Campeón del mundo de los pesos pesados”.

Años después, Clubber Lang le arrebató el título de campeón mundial derrotándolo por K.O. Rocky, humillado y dolido, decidió volver a pelear para tomar revancha. Esta vez fue entrenado por su antiguo rival, Apollo Creed. Con un renovado aspecto y estilo de lucha, “el semental” recuperó su puesto de campeón sin ninguna dificultad.

Durante las duras épocas de la Guerra Fría, Rocky se enfrentó en Moscú contra el Soviético Iván Drago. Gracias a su valentía y constancia, consiguió noquearlo y vencerlo. Esta hazaña convirtió al boxeador en el héroe de los Estados Unidos.

La muerte de Adrian fue un duro golpe para Rocky, que sin embargo, pudo recomponerse poco a poco. En su memoria, montó un restaurante de comida italiana que llevaba su nombre. No obstante, el boxeador, sentía que le faltaba algo por hacer, que tenía una asignatura pendiente. Fue así, que a sus 60 años decidió volver a pelear para llenar ese vacío.

Los publicistas del campeón de boxeo de ese momento, Mason Dixon, decidieron organizar una pelea-exhibición a modo de publicidad ya que Dixon no estaba en su mejor momento. Varias veces se le aclaró a Rocky que sería una pelea arreglada, pero “el semental” quería demostrarse a sí mismo que aún era capaz de mantener una pelea. Es por eso, que luego de un durísimo entrenamiento y gracias a su inquebrantable voluntad pudo soportar todos los rounds sin ser noqueado por su adversario que gozaba de una gran ventaja física. El combate terminó con la victoria de Dixon por decisión de los jueces, pero a Balboa poco le importó, debido a que demostró que con sacrificio, un hombre puede cambiar su historia y soportar los duros golpes que da la vida.

2 de abril de 2010

Para no olvidar

Para no olvidar las consecuencias de las decisiones de un puñado de dictadores trasnochados, para no olvidar a los pibes que sacrificaron su vida por la patria, para no olvidar a los que fueron a la guerra y volvieron para poder contarlo. Para no olvidar el hambre, el frío, el miedo, la noche, la muerte, la incertidumbre. Para no olvidar los traumas, para no olvidar el dolor. Para no olvidar quienes somos, quienes fuimos y quienes queremos ser. Para no olvidar todo eso, hay que tener memoria.

Por eso, hoy mas que nunca, todo está guardado en la memoria.