2 de marzo de 2011

Justin Bieber y yo

Cada tanto miro las estadísticas de este blog. Es para tener una idea de cuantas visitas hay, que contenidos son los más interesantes, que buscan los lectores y que les gustaría seguir viendo.

En los últimos meses el posteo más visto de este blog le sacó una amplia ventaja a todos los demás. Para ser más preciso, la entrada más vista tiene 1072 visualizaciones dejando muy atrás a la segunda más vista con sólo 216 accesos.

Cuando noté el nombre de la entrada más vista, mi asombro no pudo ser mayor. Probablemente sea la entrada más insignificante que haya tenido este humilde espacio de la blogósfera. El posteo responsable de más del 80% de las visitas diarias es sobre Justin Bieber. No, no es una joda.

Y peor aún, sólo entran para sacar la imagen de abajo y luego irse:


Es por esto que el día de hoy hago este posteo, porque si el pueblo quiere a Justin, el Héroe del Whisky tiene que darles a Justin. Aunque al principio cueste.

A razón de los hechos suscitados me replanteé muchas cosas. Después de pensarlo detenidamente, empecé a barajar varias alternativas. A saber:

- Convertir este blog en un espacio para fanáticos del cantante, con las indiscreciones, los romances, los cortes de pelo más locos y todo lo último de Bieber.
- Postularme como biógrafo oficial de Justin, seguramente que un libro con su vida es un negocio redondo.
- Estudiar una nueva carrera: Licenciado en Justin Bieber, que sería un experto en Justin y así esperar la catarata de empleos en TV que esperan por uno.
- Eliminar la entrada y acabar con más del 80% del tráfico del blog. Opción que es poco probable porque sería como matar a la gallina de los huevos de oro.

Queridos lectores, el desafío está planteado. Los invito a que opinen acerca del fenómeno y también pueden copiar la foto de Justin si quieren.

Saludos y nunca digas nunca.