30 de marzo de 2015

Sicarios de la cultura

Por Alejandro Spagnoli
(Publicado originalmente en Revista Paralelo 38)


El periodismo ha muerto. Sus palabras, sus pronósticos, sus opiniones y sus “designios” ya no son palabra santa y lo que antes era un poder indiscutido hoy cayó en el barro del cuestionamiento. Sus formas, sus prácticas, sus profesionales… todos en la arena movediza de la puja por el poder.

Todo este lleva a la inevitable pregunta: ¿Qué es el periodismo?

O peor: ¿Qué o quién es un periodista?

¿Un periodista es un comunicador social? ¿Es el mago de la palabra? ¿Es el paladín de la justicia? ¿Es el perro guardián de la sociedad? ¿Es el cuarto poder? ¿Es un manipulador de la realidad? ¿Es un trabajador honesto? ¿Es un empresario maquiavélico? ¿Es una corporación? ¿Es un tipo que voltea gobiernos? ¿Un conspirador? ¿Qué carajo es un periodista?

¿Cuál es la diferencia entre el pibe que va de movilero a las seis de la mañana y le pagan dos mangos y el gordo Lanata que se fuma un pucho en cámara? ¿Cuál es más rockero? ¿Quién la mueve más?

¿Quién es más digno, el pibe movilero que cubre los piquetes o el otro que tiene que hacer guardias esperando a la vedette de turno para que le diga alguna boludez? ¿Esos son trabajos?

¿Qué carajo es un periodista? ¿Son comunicadores “sociales”? ¿La comunicación no es siempre social? ¿La sociedad no se comunica? ¿Estamos en la era de la información? ¿Los periodistas enriquecen la cultura? ¿O la degradan? ¿Hay niveles de cultura? ¿Apocalípticos o integrados?

¿Algunos valen más que otros? ¿Los de gráfica son mejores que los de la tele? ¿Y los de la radio? ¿Son todos periodistas? ¿Los periodistas son locutores? ¿Son vedettes? ¿Son minas que bailan en la tele y después son panelistas de programas?

¿Aportan a la cultura? ¿Son formadores de opinión? ¿Te ayudan a formar opinión o te la dan masticada? ¿Y Nelson Castro en que se diferencia de Lanata? ¿Todo es lo mismo? ¿Y Victor Hugo se vendió? ¿Lanata también? ¿Los periodistas son mercancía? ¿Las noticias son caramelos? ¿Podemos elegir no comer caramelos?

¿Qué carajo es un periodista? Que alguien me lo diga. Por favor, en serio. ¿Qué es el periodismo?

¿Es el mejor trabajo del mundo? ¿El más divertido? ¿Son como los médicos, sin vacaciones ni feriados? ¿O esos eran otros? Ya no me acuerdo.

¿Son sicarios de la cultura, mercenarios sin escrúpulos? ¿Son personas que necesitan subsistir como todos los demás? ¿Tienen que estar en la zona cómoda o en el límite, en la línea divisoria? ¿Es una profesión de riesgo? ¿Es insalubre? ¿Y el periodismo de investigación? ¿Alguna vez no se investiga tanto? ¿Qué carajo es el periodismo? ¿Son superhéroes? ¿Por qué les pedimos que actúen como tales?

¿Tiene sentido hacer tantas preguntas? ¿Todas las preguntas tienen respuesta? ¿Los periodistas hacemos preguntas? ¿Queremos preguntar? ¿Queremos responder? ¿Qué preguntamos? ¿A quién le preguntamos? ¿Para qué preguntamos?

Y ahora que pienso todo esto… ¿A quién le importa?